¡El VIII Festival de Otra Música encendió la tarima del Sánchez Aguilar!

El Teatro Sánchez Aguilar invita a vivir lo mejor de la movida alternativa con la séptima edición del Festival de Otra Música, que se realiza del 12 de marzo al 25 de abril en la Sala Zaruma.
El Festival de Otra Música es una plataforma que reúne bandas y solistas, quienes ofrecen al público su material discográfico y sus composiciones más recientes. El objetivo del Teatro es brindar apoyo al talento nacional y abrir las puertas a los artistas nóveles que buscan tarimas para darse a conocer.
Con el lema Vive la Música, esta edición incluye la presentación de 13 agrupaciones y cantantes en géneros como pop, rock, fusión, heavy metal, jazz, folk y funk. Además, para esta edición 2019, las paredes de la Sala Zaruma exhiben un mural musical realizado por el joven guayaquileño Cris Harold.

Los artistas del mes de marzo ofrecieron lo mejor de su repertorio para un público ávido de música:
Vivianna con el concierto “Mi alma en notas”, en el que interpretó clásicos en inglés y español.
Backlash, una agrupación de metal alternativo, que triunfó en la pasada edición de UrBand, concurso de bandas que organiza el Teatro Sánchez Aguilar.
Rimendo un quinteto de jóvenes que interpreta poemas del patrimonio literario francés en código de jazz.
Espumita vs. Letelefono representaron la unión de melodías de Guayaquil y Cuenca, con temas sobre la vida y el amor.
Salvador Moro, con 30 años de trayectoria artística, ofreció una velada para el bolero.
Orquesta de Salsa de la UARTES una iniciativa universitaria que arrancó en 2017 y puso a bailar a la audiencia.

Durante el mes de abril se presentaron artistas de variados géneros. Estos fueron:
Grupo CLIPP proyecto de Julio “Ñañón” Jurado con instrumentos no tradicionales en el género rock, lo que da oportunidad a jóvenes talentosos con el violín, la percusión, el cello y armonía vocal.
La Madre Tirana el proyecto musical de José Orellana Roldán, cantautor y productor ecuatoriano, oriundo de Cuenca. En sus temas mezcla la fuerza indómita del pop rock, la frescura del folk.
Cristina Morrison quien aprovechó la ocasión para presentar su disco Impredecible: voces de mujer, la artista hace un homenaje al cancionero latinoamericano a través de ritmos como el latin jazz.
Tripulación de Osos, una banda de rock alternativo de Quito que nació en 2013, luego de que cuatro amigos decidieran juntarse para tocar, escribir canciones y gestionar sus propios conciertos en su ciudad natal.
Latino Music Hall un proyecto encabezado por Carla Calasanz que mezcla ingredientes inéditos, varios géneros musicales latinoamericanos, Jazz, Funk.
Sunshine and The Makenzi Sound, banda orientada al folk, formada en Guayaquil, Ecuador, a fines de 2011. Sus orígenes se remontan a 2009 cuando Juan Pablo Rivadeneira se reunió con su mejor amigo de la escuela, Jorge Rivas, y comenzó a escribir canciones populares.

Facebooktwittermail

Leave a Comment