Angélica escribe sobre:

LA IMPORTANCIA DEL ARTE
EN EL DESARROLLO DEL SER HUMANO

376446_331644530282570_1712680004_n Por: Angélica Parra.
Es durante los primeros años de vida que los estímulos educativos, tan importantes en la escuela como en la familia, tienen la responsabilidad de despertar en el individuo la capacidad creadora, la identidad y los deseos de comportarse como un ser activo en su entorno social. En esta etapa, la vinculación con  las artes permite a niños y jóvenes  adquirir conciencia de sí mismos, los obliga a cuestionarse el entorno que los rodea, buscando respuestas dentro de ellos mismos y en los adultos más cercanos que se convierten en su inspiración,  facilitando reconocer su rol creador de forma lúdica y natural, fortalece el carácter, alimenta el espíritu, mejora el rendimiento escolar,  desarrolla la capacidad de pensamiento consciente y razonamiento crítico, y contribuye a reducir los malos hábitos.
Las actividades artísticas en la educación son consideradas  herramientas formativas que ayudan a moldear la disciplina, fomentan la belleza, enseñan a trabajar en equipo, promueven el respeto; habilidades que hacen de los jóvenes adultos comprometidos, preparados para enfrentar los futuros retos  y dispuestos a adoptar el liderazgo en el ambiente laboral o social en el que se desenvuelvan. El arte es un instrumento fundamental en una formación integral, vinculadas íntimamente a los sentidos que  nos nutren para una vida plena, es decir disfrutar de la existencia. No se puede negar que las actividades artísticas están arraigadas en el propio desarrollo del ser humano desde su nacimiento y que constituyen una recompensa cerebral natural necesaria para el aprendizaje, pues la práctica de cualquier manifestación artística está asociada a un componente emocional que nos motiva y que nos permite contemplar el mundo que nos rodea desde una perspectiva diferente, más estética, más profunda.
Ana Mae Barbosa es la principal referencia en el Brasil, uno de los primeros países latinos que incluye la enseñanza del arte en las escuelas. Ana fue una de las primeras investigadoras en su país que se preocupó por la enseñanza sistemática del arte en los museos, especialmente durante su gestión como directora del MAC (Museo de Arte Contemporáneo). Ella desarrolló el concepto de “propuesta triangular”, el primer programa educativo del género, siendo la base de la mayoría de los actuales programas de educación artística en Brasil. Y consiste en el apoyo al programa de enseñanza con tres enfoques artísticos para construir eficazmente el conocimiento artístico: contextualización histórica, quehacer artístico y apreciación artística.  Ana Mae Barbosa considera que “No es posible conocer un país sin conocer y entender su arte. Un país sólo puede considerarse culturalmente desarrollado si tiene una alta producción y una alta comprensión de esta producción. El lenguaje visual domina en el mundo exterior y no hay ninguna preocupación dentro de la escuela en la preparación de los estudiantes para leer estas imágenes. El público quiere saber, carecen de educación en el arte”.
Desde la plataforma del Teatro Sánchez Aguilar aportamos a la formación integral de los estudiantes, con el Programa de Guía y Acompañamiento, que forma parte de nuestro  proyecto  Desarrollo y Fortalecimiento de las Expresiones Culturales. Esta oferta está especialmente dirigida a la comunidad educativa y a estudiantes universitarios pertenecientes a las carreras de Artes Liberales (teatro, danza, música), Pedagogía y Comunicación Escénica. En el proyecto involucramos a estudiantes y maestros, ofreciéndoles una experiencia diferente, un encuentro con las artes vivas que los llena de emoción, incentivando el análisis  y la apreciación de los distintos componentes de un espectáculo escénico. Esta es  una gratificante experiencia para quienes realizamos la gestión de vincular a los chicos en el mundo de las artes.
Facebooktwittermail